Publicado en Diario Estrategia

Se acaban las vacaciones de invierno y para muchos colegiales y universitarios fueron meses de descanso y entretención, mientras que para los adultos un relajo de un par de semanas. Por lo mismo, volver a nuestra rutina puede ser una tarea muy complicada, tanto para niños como para adultos, ya que los trastornos del sueño, como el insomnio o la somnolencia diurna, nos pueden afectar el normal desarrollo de la vida diurna laboral o escolar.

“Durante las vacaciones, tanto niños como adultos suelen conciliar el sueño más tarde, dormir siestas durante el día, en un ambiente más relajado y menos estructurado. Esa falta de orden en el sueño genera que nuestro reloj interno no pueda sincronizarse de manera correcta al volver a la rutina, lo que se puede traducir en cansancio y fatiga, siendo más dificil volver a nuestro día a día,” explica Pedro Moya, Neurólogo de Clínica Somno.

Ante esto, es importante estar concientes de estos cambios en nuestro ciclo de sueño y prepararnos para nuestra vuelta a la realidad. Es por esto que desde Clínica Somno, centro especialista en Medicina del Sueño, nos entregan siete recomendaciones que nos ayudarán a ordenar nuestra rutina de sueño luego de estas vacaciones:

 

  • Adelanta tu hora para dormir: Idealmente durante una semana acuéstate cada día entre 20 y 50 minutos más temprano cada noche.
  • Regula tus horas de sueño: Retoma el plan con tus horarios de rutina, es decir, vuelve a dormir entre 8 a 10 horas cada noche.
  • Siestas: Si tienes la opción de dormir siestas, sobretodo en el caso de los niños, que estas sean antes de las 15.00 horas y de no más de 40 minutos.
  • Mejora el confort del dormitorio: Elimina las luces azules de las pantallas que impiden la generación de melatonina, hormona que induce al sueño. Trata de no ver televisión en la pieza y no utilices tablets o celulares previo a la hora de ir a dormir.
  • Hidratarse y Comer Liviano: Tomar gran cantidad de líquido durante el día mejora tu calidad de sueño, pero debes poner atención en no consumirlos al menos dos horas antes de ir a tu habitación. Lo mismo con la comida, donde se aconseja consumir alimentos livianos, para no dormirnos con el estómago pesado.
  • Para los deportistas: Si practicas ejercicios, lo recomendable es realizarlos dos horas antes de ir a dormir e idealmente optar por métodos de relajación tales como el yoga o el reiki.

¿Quieres saber el copago de la consulta médica?

Noticias relacionadas

Dormir mal: los efectos de una mala alimentación este 18

Dormir mal: los efectos de una mala alimentación este 18

Leer más
Cambio de hora en Chile: Cuándo inicia el horario de verano y cómo enfrentarlo

Cambio de hora en Chile: Cuándo inicia el horario de verano y cómo enfrentarlo

Leer más
¿Cómo regular el sueño después de las vacaciones de invierno?

¿Cómo regular el sueño después de las vacaciones de invierno?

Leer más
Siete recomendaciones para volver a ordenar el sueño después de las vacaciones

Siete recomendaciones para volver a ordenar el sueño después de las vacaciones

Leer más