Publicado en Bio Bio Chile.

Tener sueño durante el día es un condición que por los tiempos que vivimos es casi común por la falta de higiene de sueño en las personas. Sin embargo, hay algunos que no pueden controlar el impulso y simplemente se quedan dormidos en cualquier parte.

Muchos de este grupo padecen narcolepsia, “un trastorno crónico del sueño que se caracteriza por una somnolencia extrema durante el día y ataques repentinos de sueño”, según explicó la Clínica Mayo.

 

“Las personas que padecen narcolepsia a menudo tienen dificultades para mantenerse despiertos durante períodos largos, sin importar las circunstancias y puede provocar alteraciones graves en la rutina”, agregan.

 

“Tenemos pacientes en la consulta que se quedan dormidos comiendo, hablando, o peor aun, conduciendo, dificultando la vida diaria y poniendo en riesgo a otras personas”, señala el neurólogo de Clínica Somno, Pedro Moya.

 

A la fecha se desconocen las causas específicas de la narcolepsia. Pero quienes cuentan con esta patología tienen niveles bajos de hipocretia, que es una sustancia neuroquímica del cerebro que ayuda a regular la vigilia y el sueño MOR (etapa más superficial del sueño). Además, se cree que tenga un factor genético: “Es una enfermedad que se desarrolla durante la adolescencia o en los primeros años de la adultez” agrega Moya.

 

El neurólogo comenta algunos de los síntomas:

– Somnolencia durante el día.

– Dormirse de repente, con frecuencia en momentos inoportunos. Estos son los llamados “ataques de sueño”.

– Caerse, cojear o sentirse débil de repente, en especial al emocionarse, enojarse o reírse. El término médico para referirse a esto es cataplexia.

– Perder la movilidad o hablar inmediatamente después de despertarse o justo antes de dormirse.

– Ver, sentir o escuchar cosas que no son reales momentos antes de dormirse o justo después de despertarse.

 

En un informe entregado por la prestigiosa Clínica Mayo (Estados Unidos), se señala que las personas con narcolepsia pueden sufrir también otros trastornos del sueño, como apnea obstructiva, síndrome de piernas inquietas e incluso insomnio.

 

Su forma de diagnóstico es a través de una polisomnografía, el que hoy es el examen del sueño más completo para esto: Se conectan diferentes sensores, los que supervisan frecuencia cardíaca, respiración, actividad cerebral y otras funciones mientras se duerme por la noche y que la tecnología hoy permite realizarlo en la casa del paciente.

 

“De esta manera el médico especialista podrá observar sus patrones de sueño y luego de esto comenzar con un tratamiento, el que se basará principalmente en cambios de comportamiento, evitando ciertos medicamentos que provoquen somnolencia (algunos para las alergias), tomar siestas antes de eventos importantes, y apuntar a bajar la ansiedad”, comenta Moya.

 

El especialista de Clínica Somno señala que para quienes tiene narcolepsia es importante considerar buscar también el apoyo en el trabajo o colegio. “Por lo que conlleva este trastorno es probable que la persona sienta tristeza, frustración o vergüenza, por tanto es recomendable informarlo en sus contextos de vida cotidiana para que tenga apoyo” concluyó.

¿Quieres saber el copago de la consulta médica?