Publicado en Bio Bio

El trastorno del sueño que más daño y vidas cobra en el mundo entero es la apnea del sueño. Esta consiste en ahogos nocturnos que sufre la persona mientras duerme, los que impiden que el cuerpo se oxigene correctamente, provocando daños en el corazón y el cerebro principalmente, además de aumentar la prevalencia de enfermedades como hipertensión, alzheimer, diabetes, entre otros.

“Las apneas del sueño son responsables de daño cerebral y cardiovascular de miles de pacientes que roncan. En general, el ronquido está asociado a dormir profundamente, lo que es un gran error ya que en la mayoría de los casos de ronquidos se esconden apneas, un silencioso enemigo del paciente al dormir” explica el neurólogo de Clínica Somno, Pablo Guzmán.

En Chile, más del 60% de los chilenos sospecha tener algún trastorno del sueño. A su vez, un estudio de prevalencia del Minsal estableció que el 70% de los adultos chilenos ronca.

A los problemas de salud provocados por las apneas, se agrega que el paciente duerme mal de noche y se siente cansado de día: “Son personas más irritables, que viven somnolientas, lo que además de afectar en su vida privada puede provocarle problemas en el trabajo como accidentes laborales”, agregó Guzmán.

Uno de los grupos más susceptibles a sufrir apnea del sueño son los fumadores y personas con sobrepeso. Fumar irrita la nariz y la garganta hasta la inflamación, lo que hace que las vías aéreas se reduzcan y se faciliten los ronquidos. Un fenómeno similar afecta a las personas con sobrepeso, que por el exceso de grasa en las paredes respiratorias, tienen una reducción del espacio por el que pasa el aire.

Los avances para diagnosticar y tratar las apneas
Una gran proporción de las muertes por enfermedades asociadas a la apnea del sueño podrían evitarse con una polisomnografía: “Nos permite saber con exactitud si la persona sufre de apneas del sueño y qué tipo de daño están provocando”, explicó Guzmán.

Este examen se realiza de noche, mientras el paciente duerme. Ahí se monitorea su sueño y múltiples parámetros: pulso, temperatura, esfuerzo cardíaco, actividad cerebral, entre otros.

En el pasado, las personas roncadores debían ir a un hospital a pasar una noche para ser monitoreados. Sin embargo, hoy la tecnología permite hacerlo en la propia cama del paciente, con un moderno y poco invasivo equipo que registra todas las variables necesarias para el diagnóstico.

Otra opción es la encuesta online “Stop Bang”, que con tan sólo 10 preguntas, establece la posibilidad de pre diagnosticar apneas del sueño.

“En el Día Mundial del Sueño, el llamado de quienes tratamos a diario los trastornos de sueño de las personas es que tomen conciencia del daño que produce roncar y que además de lo molesto que puede ser, busquen tratamiento para no seguir afectando su salud. Quienes tratan sus apneas del sueño sienten que vuelven a nacer, descansan de noche, disfrutan mejor el día y mejoran sus relaciones interpersonales” concluyó el neurólogo.

¿Quieres saber el copago de la consulta médica?