Publicado en La Tercera.

De acuerdo a los pronósticos meteorológicos, a las 22 horas de mañana sábado la máxima será de 29°C en Santiago.

El exceso de calor no sólo puede incomodar a las personas durante el día, sino que también puede presentarse durante la noche, acumulándose en las casas y afectado el dormir de las personas. En los casos en donde además esto se suma a una ola de calor, la situación puede ser aún más desesperante.

Este fin de semana, en donde se esperan temperaturas más altas de lo normal, se estima que para las 22.00 horas del día sábado, la temperatura mínima en Santiago Centro será 22°C, mientras la máxima llegaría a los 29°C, según AccuWeather.

De acuerdo al director médico y neurólogo de Clínica Somno, Pablo Guzmán, la temperatura ideal para dormir de noche está entre los 18ºC y 20ºC.

“Es a esta temperatura que se produce un buen descanso. El exceso de calor nos puede provocar molestias como sudoración, picazón en la piel y sofoco, para lo cual hay cambios en la rutina y pautas para el dormitorio que pueden ayudarnos a mejorar el dormir nocturno”, indica el experto. “Lo que hay que cuidar es evitar salir del sueño profundo. Nuestros concejos apuntan a que la persona duerma en una atmósfera agradable que no distraiga al cuerpo y lo despierte por incomodidad”, agrega.

En base a esto, el experto entrega los siguientes consejos para poder tener un mejor sueño:

Evitar las comidas nocturnas pesadas. Es recomendable optar por una cena ligera y evitar la ingesta de alcohol, ya que inducen un sueño menos profundo, el que se verá incrementado con el calor.


Con más calor, más agua se toma y más se va al baño. Intentar de tomar agua por última vez unas dos horas antes de dormir para evitar despertar de noche e ir al baño.
Si se usará aire acondicionado, mantenerlo a una temperatura cercana a los 22 grados ya que ese frío puede producir problemas como sequedad de mucosas, alergia y tos.


Utilizar telas livianas como el algodón para dormir. No es aconsejable dormir completamente destapado, porque en la madrugada la temperatura ambiente y corporal bajan, pudiendo pasar frío, lo que saca a la persona del sueño profundo.


Si el calor es excesivo, se recomienda una ducha tibia y no fría. Esto porque el cuerpo asimila la temperatura templada a un buen descanso, y el cambio de temperatura al salir del baño es un excelente inductor natural del sueño.

Comparte con tus amigos

¿Quieres saber el copago de la consulta médica?

Noticias relacionadas

Comer frutas en vez de masas, eludir edificios y tomar duchas tibias, las claves ante el calor

Comer frutas en vez de masas, eludir edificios y tomar duchas tibias, las claves ante el calor

Leer más
El problema de las noches de verano: ¿Cómo conciliar el sueño pese a las altas temperaturas?

El problema de las noches de verano: ¿Cómo conciliar el sueño pese a las altas temperaturas?

Leer más
Vacaciones de verano: Cómo aminorar los efectos del molesto jet lag

Vacaciones de verano: Cómo aminorar los efectos del molesto jet lag

Leer más
Las calurosas noches del verano pueden convertirse en pesadilla

Las calurosas noches del verano pueden convertirse en pesadilla

Leer más